Buscar
  • EMA2 Potenciem equips

¿CUALIDADES FEMENINAS EN EL LIDERAZGO?

Cada persona, independientemente del género, tiene sus propias fortalezas que lo convierten en líder nato/a. Partimos de la base que tanto hombres como mujeres tenemos las mismas capacidades para trabajar pero hay que potenciar el ambiente adecuado, vivir con entusiasmo para evolucionar y tener carisma, ser constante y mantenerse firme en la actitud para sacar lo mejor de uno mismo.

Proponemos incorporar las cualidades femeninas en el liderazgo en beneficio del líder y consecuentemente, de la empresa. Vamos a ver como las cualidades asociadas a la feminidad favorecen el liderazgo.


Tradicionalmente la emoción se considera un atributo femenino. Las emociones bien gestionadas estimulan la conexión y la superación. ¿De qué manera?

Desde la empatía y la comunicación es posible construir relaciones positivas en la organización si se tiene la habilidad de fomentar el desarrollo propio y de los colaboradores. Además, las relaciones positivas requieren promover, analizar y gestionar los problemas y los conflictos de forma clara siendo transparentes, honestos e íntegros. Es estar dispuesto a poner palabras a lo que pasa, sin esconderlo. No podremos trabajar en equipo si dejamos de lado los vínculos entre las personas que forman los equipos. Necesitamos asegurar la buena comunicación, la gestión de las emociones y la aceptación de lo que pasa entre los miembros.


De aquí se desprende otra cualidad: la tendencia a la cooperación que combina el pensamiento y las ideas de los demás, facilita el orientar las personas, explotando al máximo la capacidad de escucha activa, el carácter sociable, abierto y la cercanía que fomenta el compromiso y la fidelidad del equipo a la empresa o a un proyecto concreto.

Desde la cooperación, el equipo trabaja de forma más natural, favorece la empatía, la inclusión de los componentes, comparte la información y fortalece la identidad del grupo. Además, así se fomenta en las organizaciones una solidaridad auténtica. Esto es propio de los líderes que tienen la mentalidad de hacer las cosas por el bien general.


La cualidad de la visión estratégica junto con la intuición da pie a la facilidad de actuar en varias direcciones o temas a la vez ya que se conocen las cartas a jugar y se calcula con agudeza los movimientos a realizar. Con la intuición ganamos mayor flexibilidad, de manera que somos más resolutivos en momentos de incertidumbre. Esta cualidad va unida a la capacidad de predisposición al cambio y por tanto de adaptabilidad a las nuevas circunstancias, contagiando los equipos de esa capacidad.

Con mentalidad estratégica, damos permiso para que las cosas sucedan, para aceptar lo que pasa y nos permitimos vivirlo como oportunidades de aprendizaje y crecimiento.


Finalmente, el optimismo es indispensable para vivir con una actitud emprendedora. Este espíritu emprendedor es una forma de vida que desarrolla nuestro ingenio, crea espacios de oportunidad y nos convierte en expertos en regular el ritmo y el impulso

Mònica Jal

Facilitadora de relaciones

Coach ACC por ICF

Formadora Diálogo de Voces


20 vistas